top of page

Indemnización millonaria por negligencia médica que provocó hipoxia severa a un bebé tras cesárea tardía

El Juzgado de Primera Instancia número 1 de Santiago de Compostela ha dictado una sentencia condenatoria contra la aseguradora del Hospital en la que se le ordena indemnizar con la cantidad de mas de 12 millones de euros a una familia cuyo bebé sufrió una discapacidad del 100% como consecuencia de una cesárea tardía.

 

negligencia médica que provocó hipoxia severa a un bebé tras cesárea tardía

Según el análisis realizado por Neurolegal, los hechos se remontan al 1 de julio de 2015, en un Hospital de Santiago de Compostela, cuando una facultativa intentó un parto natural a una mujer de 36 años a pesar del fracaso de la inducción y de las señales evidentes que indicaban la necesidad de agilizar el parto.

 

La decisión de utilizar una ventosa no indicada y retrasar la cesárea emergente resultó en una hipoxia severa para el bebé, quien sufrió parálisis cerebral, ceguera, retraso en el desarrollo psicomotor, trastorno del lenguaje, sordomudez y problemas respiratorios, entre otras complicaciones.

 

La sentencia estima la demanda presentada por la pareja contra el seguro de salud, confirmando la responsabilidad por negligencia médica.

 

La resolución destaca la completa dependencia del menor y la falta de justificación para la inacción de la aseguradora, condenándola al pago de una indemnización que cubre los perjuicios causados a la víctima y su entorno familiar.

 

Este caso ha representado un giro radical en la vida de la joven familia, obligando a la madre a dejar su empleo para cuidar al niño, mientras que el padre ha debido reducir su jornada laboral. La sentencia aún no es firme y cabe recurso de apelación ante la Audiencia Provincial.

 

Esta sentencia cumple con un objetivo de concienciar sobre la importancia de afrontar el embarazo y el parto desde un enfoque preventivo.

 

Este fallo judicial representa un avance en el ámbito del derecho de daños cerebrales en niños en el parto y supone un llamado a la responsabilidad por parte de las entidades aseguradoras en casos de negligencia médica.

 

La magnitud de la indemnización otorgada refleja el impacto devastador que puede tener una mala praxis médica en la vida de las personas y sus familias, subrayando la importancia de garantizar un adecuado estándar de atención médica en todos los procedimientos obstétricos.






Comments


ESTUDIO PREVIO GRATUITO

Cuéntanos tu caso

bottom of page