Neurolegal consigue en sentencia una indemnización de 685.476,24 euros por un traumatismo craneal

Los hechos ocurrieron el 16 de junio de 2013 cuando R.R. iba de ocupante en un vehículo en el que el conductor perdió el control provocando un grave accidente que le ocasionó un trastorno craneoencefálico severo con hemorragia subaracnoidea siendo que a pesar de la gravedad logró salvar la vida pero con importantes secuelas neurológicas y cognitivas.