Pensión no contributiva 2021. Casos en los que la puedes perder

Las pensiones no contributivas están dirigidas a aquellas personas mayores de 65 años, aquellas que presenten algún tipo de discapacidad o aquellas que se encuentren en situación de vulnerabilidad por carencia de ingresos, debiendo acreditar el cumplimiento de los requisitos mínimos exigidos.



El beneficiario deberá acreditar que sus ingresos son inferiores a 5.639,20 euros al año. La cuantía individual para cada pensionista se establece a partir de ese importe y en función del número de beneficiarios que vivan en el mismo domicilio, de la suma de las rentas o ingresos anuales de todos los miembros de su Unidad Económica de Convivencia.


No obstante, la cuantía no podrá ser inferior al 25% de la cuantía fijada, 1.409,80 euros anuales. En el caso de que dentro de una misma familia conviva más de un beneficiario de esta prestación, la cuantía asciende a 4.793,32 euros al año si son dos beneficiarios o 4.511