Movilidad reducida: baremo, concesión y beneficios

Cuando una persona se ve afectada por las pérdidas funcionales anatómicas y deformaciones esenciales en un grado superior o igual al 33% o cuando éstas dificultan gravemente el uso de transporte colectivos o graves problemas de deambulación, se considera que tiene movilidad reducida.

Movilidad reducida: baremo, concesión y beneficios

La administración pública concede automáticamente el Certificado de Discapacidad a aquellas personas que utilizan silla de ruedas, que dependen totalmente de bastones para desplazarse o que presentan conductas agresivas o molestas de difícil control a causa de graves deficiencias intelectuales.


Si la persona que lo solicita no se encuentra en ninguna de las situaciones anteriores se procede a hacer un cálculo de su baremo de movilidad teniendo en cuenta una serie de factores a través de los que se valorará la existencia de dificultades de movilidad.