La incapacidad laboral tras un Daño Cerebral

Un Daño Cerebral conlleva a la inmediata baja laboral y prestaciones por incapacidad temporal que tiene una duración máxima de 365 días, agotado dicho periodo, el INSS será el único competente para prorrogar la situación con un límite de 180 días más o iniciar un expediente de Incapacidad Permanente o emitir el alta médica.


Prestación económica


Durante la situación de incapacidad temporal el trabajador percibirá, en lugar de su retribución salarial, una prestación económica cuya cuantía vendrá determinada por varios factores. Por un lado, la cuantía de la base reguladora y, por otro, la contingencia común o profesional de la incapacidad temporal.


Cuando se trate de una enfermedad común o de un accidente no laboral, la cuantía de la prestación será el 60% de la base reguladora entre el cuarto y el vigésimo día, y del 75% a partir del vigésimo primer día.